Carmen Conde - Cronología


Etapa de plenitud 1945-1978

1945

Ayudada por Cayetano Alcázar, ingresa en 1945 en la Secretaría General del Rectorado de la Universidad de Madrid y a la vez, desde diciembre en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), como Redactora del Boletín bibliográfico; en febrero de 1957 la contratan como Oficial 1ª de la Sección de Distribución de Publicaciones, y ya desde 1958, como Redactora literaria, pasando a ocupar plaza de Administrativo adscrito en 1971, hasta que cesa tres años después.


Por fin, el matrimonio puede reunirse en diciembre de 1945, residiendo en la Pensión Valls de la madrileña Calle Goya, junto con la madre de Carmen, hasta que en 1949 pasan a vivir en el que será el domicilio familiar, de la Calle Ferraz.
Estos años publica algunas de sus obras poéticas más importantes: en el cuarenta y cinco, aparece en la prestigiosa colección Adonais su Ansia de la Gracia, y la editorial granadina Vientos del Sur edita Signo de amor. El año siguiente, ve la luz Honda memoria de mí: poema.

1946-1947

Desde 1946 es colaboradora habitual en Radio Nacional, realizando emisiones infantiles, hasta 1951. Después, continuará con otros programas literarios hasta enero de 1976.
1947 es un año fecundo: Sea la luz en la Colección Mensajes, Mujer sin Edén -considerada por la crítica su obra cumbre- y Mi fin en el viento (ésta también en Adonais).


Durante los años 1948 y 1949 simultanea sus trabajos administrativos en la Universidad de Madrid y en el CSIC con la enseñanza, primero como maestra interina de la Escuela Sección Independiente de la Calle Anastasio Aroca de Madrid (curso 1948-49) y después en la Escuela Nacional Grupo Escolar Nuestra Señora de la Almudena (año escolar 1949-50).

1948-1951

También ven la luz obras en prosa: la editorial Doncel de Zaragoza recoge sus Cartas a Katherine Mansfield (1948); en el mismo año, dentro de la Colección Raíz se edita El Escorial: una meditación más; le siguen Mi libro de El Escorial: (meditaciones) en 1949, y el año siguiente la novela En manos del silencio.


Es esta una etapa de incesante actividad literaria en la que recorre casi toda España invitada para impartir lecciones o hacer lecturas poéticas. Emprende también sus primeros viajes al extranjero, siempre con Amanda: a Londres en 1949 (dio una conferencia en el Instituto Español y la contrató la BBC para leer sus poemas), a París en 1950, de nuevo París y además Bruselas en 1951, a Italia en 1952.
1951 es otro año prolífico: en México imprimen una 2ª edición de Mujer sin Edén, y en Madrid salen Iluminada tierra: poesía y Canto a Amanda (escrito en 1945).

1953-1954

En 1953, vuelve a Italia llamada a disertar acerca de su poesía en la Universidad Luigi Bocconi de Milán; en esta ciudad, el Istituto Editoriale Cisalpino edita sus obras Mientras los hombres mueren y Carmen Conde: poesie, ambas al cuidado de Juana Granados. A finales del año, recibe el Premio Elisenda de Montcada por su novela Las oscuras raíces, editada por Garbo en 1954, en el que también sale Cobre: (novelas), su antología de poetisas españolas de posguerra Poesía femenina española viviente y en Milán, traducido por Carla Brunetti bajo el sello editorial de Fratelli Fabbri, aparece Centenito la gattina del bosco.

 El año culmina cuando se le concede el Premio Internacional de poesía Simón Bolívar de Siena (Italia) por Vivientes de los siglos. También en 1954 viaja a París, Heidelberg y Bonn, ofreciendo lecturas de sus poesías, que se traducen al alemán; participa en el Congreso Internacional de la Poesía de Knokke-Le-Zoute (Bruselas). De allí, viaja a Holanda invitada por la Asociación Hispano-Americana de Ámsterdam, para dictar conferencias y dar a conocer sus composiciones.

1955-1961

En 1955 aparecen editadas en Tetuán las memorias de su infancia en Marruecos Empezando la vida. Visita nuevamente Italia, dando charlas sobre su obra y para recibir el Premio Simón Bolívar de Siena.


Un gran logro del matrimonio se produce cuando, en 1956, gestionan la cesión al Ministerio de Educación Nacional del archivo rubeniano, que estaba en poder de la última compañera del poeta nicaragüense, Francisca Sánchez del Pozo.
La cartagenera da a la estampa en 1959 un poemario dedicado a su madre, Los monólogos de la hija. En 1960, la Revista de Occidente edita Derribado Arcángel, escrito diez años antes, y la Editorial Losada de Buenos Aires lanza En un mundo de fugitivos.

1961-1964

Ya en 1961, el matrimonio gana el Premio Doncel de Teatro Juvenil, por su obra conjunta A la estrella por la cometa. El mismo año, ella consigue una pensión de la Fundación March para una obra de creación poética, Devorante arcilla. En 1962, otra para escribir Al encuentro de Santa Teresa. Éste es un año rico en publicaciones: En la tierra de nadie, prologado por Mariano Baquero Goyanes, Los poemas de Mar Menor y Su voz le doy a la noche.


En 1963, realizan un largo viaje por Centroamérica, invitado Oliver por Nicaragua para pronunciar conferencias con motivo de los días grandes anuales de Rubén Darío. En aquellos países alcanza importantes distinciones por su obra dariana. También ella da conferencias y lecturas de sus obras en Puerto Rico, Panamá y Nicaragua. Fruto de este viaje es su libro de poemas Jaguar puro inmarchito, editado el mismo año, y al siguiente la Mesa Redonda de Mujeres Panamericanas pone en el mercado su biografía Acompañando a Francisca Sánchez (resumen de una vida junto a Rubén Darío).

1965-1967

En 1965, la Caja de Ahorros del Sureste de España publica una nueva obra infantil firmada por Florentina del Mar: Viejo venís y florido...!
Desde 1966 y durante todo un decenio impartió cursos de Literatura en el Institute of European Studies.


En 1967, recibe el Premio Nacional de Literatura José Antonio Primo de Rivera de Poesía, por Obra poética (1929-1966), editada por Biblioteca Nueva y al cuidado de Emilio Miró, y el Hucha de plata de la Confederación Española de Cajas de Ahorros, por su cuento Hubo una vez una paloma.Ve también la luz una antología preparada por ella que da a conocer en España a las escritoras de Hispanoamérica: Once grandes poetisas americohispanas, otra recopilación: Poesía femenina española (1939-1950) y su estudio Un pueblo que lucha y canta (iniciación a la Literatura española de los siglos XII al XV).
Ese mismo año, se convierte en administradora de las obras de Rubén Darío, y en lectora-asesora y guionista para Televisión Española.

1968-1970

El 28 de julio de 1968 muere en Madrid Antonio Oliver. Cumpliendo con su deseo, expresado en testamento, ella promociona la edición de sus Obras completas en 1971.

 Mientras, da a la estampa obra propia: en 1969, Bruguera saca su Antología de poesía amorosa contemporánea, Unión Editorial lo hace con su estudio Menéndez Pidal; el siguiente año EPESA edita la obra sobre Gabriela Mistral y Biblioteca Nueva su poemario A este lado de la eternidad.

1971-1978

Desde 1971, que se publica su Cancionero de la enamorada y su antología Poesía femenina española (1950-1960), hay que esperar hasta 1974, en el que CVS edita el audiolibro El caballito y la luna. En este año, ya jubilada de la Universidad de Madrid y del CSIC, es galardonada con el Laurel de las Bellas Artes por la Asociación de la Prensa de Murcia.

En 1975 sale al mercado Corrosión, en el 76, Cita con la vida, al año siguiente su novela La rambla y en el mismo, la Editora Nacional se ocupa de una recopilación de sus poemas, con estudio preliminar de Miguel Dolç: Días por la tierra (antología incompleta).

Carmen Conde, Académica 1978-1996 >>